Las tres C de una enfermera

Las tres C de una enfermera

Nosotros los enfermeras(os) que no hemos pasado! asumo que muchas otras profesiones igual, pero puedo decir que como enfermeros lo bueno de vivir “anécdotas” son experiencias que te enseñan muchas cosas y que nunca dejarán de pasar porque nuestro libro de vida aún continua y está para escribirse muchos más. Nuestra profesión no es fácil ya todos lo sabemos, aunque cuando salimos adelante y en equipo nos sentimos tan liberados, orgullosos y felices!, pero esto no siempre se da , hay situaciones en las que como enfermeros vamos aprendiendo con el tiempo; eso nos hace más enérgicos para poder desarrollar una personalidad más tolerante, fuerte y con seguridad.

Recuerdo uno de mis primeros trabajos, en sala de operaciones asistiendo a un “médico”, comencé a toser porque lamentablemente el aire acondicionado como a muchos de nosotros no nos hace bien, de pronto el médico me dijo: Oh! que pena, el aire acondicionado te hace daño! voy a recomendarte algo …Yo muy sorprendida de su comentario sonreí, porque imagine que lo decía con buena intención a pesar que sabía que era un médico renegón y griton, no era la única en la sala estaban mis colegas y otros médicos, entonces él en voz en cuello dijo: “Tú lo que necesitas es ir a un veterinario” y se rió porque para él y muchos de los que estuvieron allí les pareció gracioso, pero para mí fue algo que me marcó en mis inicios…Claro, nadie dijo nada , algunos se quedaron callados, otros muy sorprendidos solo atinaron a sonreír ligeramente y yo me quede en silencio sorprendida, avergonzada, pensando porqué me dijo eso…

Salí muy mal del turno, estaba bajoneada , triste y no podía creer lo que me había sucedido, encima me cuestionaba porque no le había contestado y es que en ese tiempo no tenía la personalidad de hoy, era callada …así pasaban los días entre sus “bromas” “gritadas” “apúrate” “no debiste ser enfermera” entre otras cosas, pero necesitaba el trabajo y siempre decía: Pronto llegarán más oportunidades, claro que levante mi reclamo a la persona correspondiente, su respuesta: “Tranquila, él es así no te lo tomes tan personal”, hable con mi mamá y si que el mundo es pequeño! ella también había trabajado con él, pero como ella me dijo: él sabe con quién lo hace , tranquila ya pasará te voy a presentar a una colega …pasaron los días y la conocí; ella mayor, con una presencia impecable y una sonrisa me dijo: Tú lo que tienes que hacer es que si alguna vez te vuelven a decir algo que te ofenda o que creas que no es correcto, tú tienes que decir que tienes las tres C, algo sorprendida porque no comprendía bien, le pregunté cuales son las tres C, ella dijo:

Las tres C son: “ CONOCIMIENTO ” “CANCHA” Y ” CONCHA”
Siempre aplícalo me dijo y así fue, llego un día de cirugía, él como siempre apurándome y poniéndome nerviosa, hasta que un día respire profundo y dije: “Si usted va seguir faltandomé el respeto no voy a continuar ásistiendolo, tengo las tres C y usted si desea algo me va a tener que pedir por favor”, hubo un pausa en la sala y luego dijo: “por favor pasamé …” esa fue la última vez que recibe alguna “broma” o mal trato por parte de él, después de terminar la cirugía entendí que él sabía al respecto y el tiempo paso, trabaje con él casi 5 años, hace poco nos volvimos a ver y seguimos siendo amigos.

Esa fue una de las cosas que aprendí y hasta el día de hoy me acompañan “Mis 3 C”. La primera c; Conocimiento: Nadie te va a poder refutar o cuestionar si estudias, lees y aprendes es muy importante estar a la vanguardia de todo, no solo el tema de salud, mientras más leemos y creamos conocimiento, podemos fundamentar con razón y lógica. Segundo Cancha: Se gana con experiencia, por eso, si eres estudiante no tengas miedo, lo peor que puede pasar es que te equivoques pero continua, recuerda: La práctica hace al maestro y siempre sé humilde, da gracias porque todavía hay personas que quieren enseñar, como dicen hay que ser esponjitas para absorber todo lo bueno. La tercera C va de la mano con la segunda porque hay que tener concha, como decimos hay que ser conchudos y frescos ,obviamente sin faltar el respeto, me refiero a ser SEGUROS si tienes conocimiento puedes hacerlo y ganarás la cancha que hace falta, no tengas miedo tú lo puedes hacer!, con el tiempo las tres C juntas se desarrollarán y te acompañarán siempre.

Hasta el día de hoy me acompañan y espero que después de leer esto, lo pongas en práctica y compartas porque a muchos de nosotros a veces nos falta alguna C. Si podemos aumentar otra C, bienvenido sea. Una enfermera opina

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s